Home / Columnas de Opinión / Cambio de Gabinete, Hágalo por Chile

Cambio de Gabinete, Hágalo por Chile

Antonio Santana Ramirez. Periodista UACh, Diplom. Comunicación Estratégica. Diplom. Gobierno y Gestión Pública 

Cuando el pueblo suena, es porque cambios de gabinete trae. La lógica del cambio, no sólo radica en la corrección, sino que en oxigenar. Y si de oxigenación estamos hablando, el Presidente Piñera mismo lo dijo en su paquete de anuncios en la pasada cuenta pública, hablaba de reformar el parlamento y achicar el congreso, donde hubo reacciones desde todos los sectores tanto sociales, partidarios y académicos.

Si juntamos una serie de hechos tanto regionales como nacionales, nos damos cuenta que los liderazgos políticos están un poco dispersos. Por un lado, el actual gobierno se ha llenado la boca con la clase media, categoría social y económica que según la encuesta CASEN, y que el mismo registro social de hogares le cuesta un poquito alinear como sistema de calificación y clasificación de vulnerabilidad social en las chilenas y chilenos.

Hoy estamos frente a un sistema, que por ejemplo sitúa a una familia donde ambos cónyuges ganan el sueldo mínimo con un solo hijo y que la suma de esta los categoriza como clase media baja. Si uno de ellos posee una profesión y percibe ingresos superiores a 500 mil pesos queda como clase media emergente. Sin embargo, no existe medición alguna que dimensione de manera tangible e intangible los efectos de la situación de pobreza, por ejemplo ante un episodio inesperado de desempleo en la jefatura de hogar o alguna contingencia de salud en uno de estos miembros, derecho social que hoy en Chile no es garantía, a menos que con una dipirona en el consultorio se solucione.

El dolor de cabeza aumenta, coincidentemente cuando nos enteramos que el Ministerio de Salud no tiene ningún plan de contingencia territorial para poder solucionar la cobertura de vacunas contra la influenza, teniendo hasta la fecha 20 muertes que ante la opinión pública se han informado, pero le han bajado el perfil de una manera casi de película Hollywoodense.

Por otro lado, vemos que en el sur de Chile hay resistencia ante las eventuales irregularidades que se investigan sobre el proceso de “buena fe” que ha sido la consulta indígena a pueblos originarios para la modificación de la ley indígena, donde en la Región de Los Ríos salió al descubierto la denuncia de comunidades que afirmaron la presencia de conscriptos mapuches sin representación alguna de ninguna comunidad activa que fueron sacados en horario de servicio para “galletear” una etapa de la consulta que se sustentaba en la nula convocatoria. Hay un recurso de protección en curso, pero acá hay responsabilidades políticas serias, desde el Ministerio a cargo hasta los representantes de la región, que si se llega a dilucidar esta teoría simplemente deberían dejar sus cargos.

Otro tema no menor, y del cual me he referido en publicaciones anteriores, se refiere a la modificación que hizo el consejo nacional de educación en dejar de forma optativo el ramo de Historia y Cs Sociales al igual que el de Educación Física, un verdadero asesinato a quemarropa a la construcción social de realidad nacional, a la memoria y a la libertad de que millones de personas como nuevas generaciones conozcan la base del funcionamiento de su país.

Digamos las cosas como son, en las regiones como en Los Ríos hay pugnas políticas que son evidentes. Por ejemplo la del Intendente Regional de Los Ríos Cesar Asenjo con la Gobernadora Provincial María José Gatica en su lucha constante de protagonismos ante la ambición mutua de ser candidatos a gobernadores regionales. La constante pelea entre el oficialismo y la oposición que hay en el Consejo Regional, porque la derecha no se puede poner de acuerdo quien asume la presidencia de la corporación, siendo Elias Sabat el eterno presidente del CORE, y además potencial candidato a gobernador regional autoproclamado.

El bloque oficialista debe analizar esto como tarea profunda de recambio, es un flaco favor al decreciente liderazgo que Piñera hoy tiene ante la ciudadanía y ante su mismo bloque político que en esta región y a nivel nacional se le ha ido al partido nuevo de J.A. Kast.

Frente a esta crisis interna, que por más que se maquille y se financie en los medios, es evidente y penosa dentro del cumplimiento de su programa de gobierno. Las carteras más deficientes y con errores no forzados son en primera instancia y de mayor a menor el Ministerio del Interior, Economía, Salud, Desarrollo Social, Educación, Hacienda y Trabajo.

Por otro lado, y siendo sinceros, el gobierno anterior cometió errores de forma, y aquí estamos presenciando un verdadero derrumbe de lo poco que se ha construido, con una oposición poco clara, dispersa, llena de egos y personalismos, no queda otra que decir: Presidente Piñera, cambie su gabinete, hágalo por Chile. No da para titular de diario más que seguro, pero son las reflexiones que llegaron para quedarse, llegaron antes que los tiempos mejores que algunos creían llegarían.

Acerca Antonio Santana Ramirez

Antonio Santana Ramirez
Periodista UACh, Diplom. Comunicación Estratégica. Diplom. Gobierno y Gestión Pública Para los países OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico)

Ve también

La tecnología como principal clave para disminuir la brecha de género

Pía Ramírez, gerenta general de Plus Hunting. Mientras la tecnología se abre paso agigantado en …

Opiniones y Comentarios.