Find the latest bookmaker offers available across all uk gambling sites www.bets.zone Read the reviews and compare sites to quickly discover the perfect account for you.
banner der
Home / Columnas de Opinión / Explicaciones para un eventual triunfo de Sebastián Piñera

Explicaciones para un eventual triunfo de Sebastián Piñera



Roberto Ávila, Abogado Universidad de Chile, docente universitario y conferencista internacional. Ex funcionario Embajada de Chile en Cuba.

Es posible que el candidato de derecha Sebastián Piñera triunfe en las próximas elecciones presidenciales. ¿Cómo ha llegado a producirse esto?, en un país como el nuestro.
 
En los últimos años han pasado varias cosas que hacen difícil de entender la bonanza electoral en que se encuentra la derecha.
 
Primero, se produjo una acelerada y mayoritaria toma de conciencia de los abusos establecidos institucionalmente en toda la economía. Las AFP, Isapres, empresas con precios de colusión, farmacias, retail, supermercados etc.. Cientos de miles de personas salieron a las calles.
 
Lamentablemente el gobierno de la llamada “centro izquierda” no adoptó medidas eficaces, públicas y claras en contra de estos abusos. Simple juego de piernas, apariencias, gatopardismo, declaraciones fatuas y buenas intenciones de los dientes para afuera. Se hizo evidente su nula voluntad por cambiar el actual estado de cosas.
 
Segundo, la UDI el partido más grande y disciplinado de la derecha recibió una andanada de investigaciones judiciales que demostraron la corrupción de ese partido como un estilo de funcionamiento institucional con prácticamente toda su dirigencia histórica comprometida. Quedaron en evidencia como servidores de renta ilícita de los grandes grupos empresariales que los llevó incluso a vender a vil precio el mar de todos los chilenos.
 
Lamentablemente los partidos del gobierno de la llamada “centro izquierda” mostraron a poco andar que tenían la misma lógica de funcionamiento.
 
A lo cual los partidarios del gobierno de la sra Bachelet agregaron también ser insaciables con los puestos, cargos y privilegios de la administración pública.
 
Era evidente que las condiciones se daban, más bien se ofrecían, para la aparición de un frente de izquierda de firmes convicciones anti neoliberales, claridad de propósitos y con una praxis ética. Nunca en estas casi tres décadas el viento estuvo tan a favor, con el MIDA teníamos todo en contra, el Juntos Podemos no estuvo en mejores condiciones.
 
El Frente Amplio, apareció despertando expectativas y temores en el sistema. 
 
Se pensó en el Podemos español o en un Melechón de Francia, que en nuestro país con su histórica tradición de izquierda podía crecer rápidamente y en mayores dimensiones.
 
A poco andar los jóvenes que se anunciaban como los que venían a crear una nueva forma de hacer política y a disputar el poder en este mismo año, mostraron que esa arrogancia, que se  permitía denostar a la vieja izquierda como triste, marginal y fracasada, tenía poco que ver con sus reales capacidades y talentos.
 
En cuatro años desde su fundación el MIR tenía con sus asaltos a bancos, corridas de cercos e instalación de campamentos impactada a la política chilena. Los socialistas fundados en 1933 en 5 años estaban en el gobierno con Allende como ministro de salud. Los méritos de los viejos comunistas son conocidos.
 
A poco andar quedo claro que el FA era mucho ruido y pocas  nueces y después de la comedia por la bajada de Mayol, quizás menos que eso. Más bien una armada de Brancaleone chilensis. Incapaces absolutamente de gobernar, si ni siquiera gobiernan su pequeña coalición de minipartidos, mal pueden pretender gobernar un país en medio de las turbulencias que todo cambio necesariamente contiene.
 
Así las cosas, el hombre sencillo, el chileno de a pie llegó a la razonable y evidente  conclusión que nada cambiaran, porque el duopolio no lo quiere y los alternativos aunque realmente lo quisieran no pueden, pues no tienen las capacidades para tal empresa.
 
Si los que quieren que nada cambie seguirán, el ciudadano opta por no ir a votar o bien que gobierne el menos malo, al que se le pueden condonar incluso sus evidentes coqueteos con la corrupción, por decir lo menos.
 
El modelo neoliberal cambia de administración, nada importante está en juego, por ello lo anodino de la campaña salta a la vista y la abstención será enorme.

Ve también

Las luchas que nos esperan por la educación

Por Víctor Iturrieta Rios. Militante Unión Patriótica y candidato a Diputado Distrito 8. Relacionado

Siguenos en Facebook