Home / Columnas de Opinión / Fin de la historia, cerremos por fuera

Fin de la historia, cerremos por fuera

Escrito por: Antonio Santana Ramirez. Periodista UACh, Diplom. Comunicación Estratégica. Diplom. Gobierno y Gestión Pública

Para los países OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) sería algo insólito. Y claro, si como país presentamos un buen ranking a nivel latinoamericano, sin embargo entre todos las naciones miembro, estamos muy por bajo el promedio en calidad del sistema educativo.

Por ello, hace unos años se da a conocer el indicador que ubica a Chile como uno de los países donde las personas más gastan en educación. La pregunta es; ¿Estamos eligiendo precio-calidad?

Claramente un terremoto en el mundo social ha causado la determinación que el Consejo Nacional de Educación tomó para disminuir las horas de Historia y Educación Física en 3ero y 4to medio dejando las asignaturas como optativo.

Sacamos a colación frases tan connotadas como “un país sin historia es un país sin memoria”, pero el análisis va mucho más allá de eso. Estamos frente a un sistema educativo que invierte no más de 150 mil pesos por un niño de educación básica pública, a diferencia de un reo en presidio promedio que le cuesta al estado cerca de 730 mil pesos mensuales, y en los niños del SENAME cerca de 290 mil pesos.

Donde están los profesionales que han defendido de manera férrea la educación pública, o más bien el derecho de aprendizaje en la sociedad del siglo 21, las garantías sociales están cada vez más lejanas a los diseños de políticas públicas, sabiendo que no todo recae en cuántos pesos se invierten en el sistema, sino en las prioridades y diseños de estándar internacional y en cómo vinculamos y articulamos de manera más entrelazada la educación básica con la técnica y la superior.

Los indicadores son evidentes y los resultados a más de una década de la jornada escolar completa que propone potenciar talleres multidisciplinarios nos deja en el mismo punto de partida, la mediocridad. Eliminar asignaturas tan esenciales como Historia y Ciencias Sociales, Educación cívica, Ed. Física y no incorporar contenidos como Liderazgo, Educación Financiera y emocional nos hunde y limita como sociedad, si no se avanza en ello, simplemente busquemos el candado y cerremos por fuera.

Ve también

Cambio de Gabinete, Hágalo por Chile

Antonio Santana Ramirez. Periodista UACh, Diplom. Comunicación Estratégica. Diplom. Gobierno y Gestión Pública  Cuando el …

Opiniones y Comentarios.

<-- Sin codigo desde theme-->
A %d blogueros les gusta esto: