Home / Columnas de Opinión / Winter is Coming

Winter is Coming

Por Pablo Macchiavello 

Extraída de la popular serie de HBO “Juego de Tronos”, la frase Winter is Coming (el Invierno se Acerca) pasó de ser la mera constatación de un hecho obvio a envolver un sentido místico respecto del futuro. Y es que no sólo representaba el lema de la casa Stark, (alerta de spoiler) cuyos miembros terminarían por alzarse como triunfadores en el juego de tronos, sino que inducía a la preparación permanente para enfrentar la amenaza que conspiraba con destruir el mundo de los hombres: los caminantes blancos.

Aunque estamos a un universo de distancia de tener Dragones, Acero Valyrio o Gigantes, en nuestro mundo el invierno se acerca. Igual que los personajes de la serie, a quienes el largo verano había hecho olvidar la inclemencia del invierno, el extenso período desde el último gran conflicto, sustentado por la <pax americana> ha derivado en que, en numerosos círculos de la sociedad actual la guerra sea vista como un caminante blanco: un fantasma de otra época, un cuento que los más viejos mencionaban para asustar a los más jóvenes, una leyenda que nunca se hará realidad. Sin embargo, si se analiza el concierto internacional, existen numerosas indicios que, a un ojo experto, le permiten identificar las señales inequívocas de un cambio de estación. 

Basta mencionar el auge de los nacionalismos, el rechazo a procesos migratorios, la decadencia de la cultura europea, el poder ofensivo de las nuevas amenazas, la reticencia de Alemania de tomar el liderazgo que le corresponde en el teatro continental, el resurgimiento de Rusia, las políticas Chinas, los planes de defensa de Australia, el quiebre de la OTAN, la inestabilidad en Medio Oriente, la actitud de Turquía, el ostracismo Estadounidense y la corrupción en América Latina, por nombrar algunos pocos síntomas, para afirmar que las temperaturas están bajando y el invierno que se aproxima va a ser crudo, helado y sobre todo: cruel.

Las estaciones son inherentes al mundo que vivimos y el ser humano, aunque ha tratado, jamás ha podido (ni podrá) cambiarlas, detenerlas o alterarlas pues responden a la fuerza de la naturaleza. A veces llegan más tarde de lo esperado, su duración varía, a veces otros fenómenos las debilitan o fortalecen, pero siempre llegan. De igual manera se comporta el conflicto, nacido junto con la interacción entre seres humanos y que se sustenta en la inmortal disidencia de intereses entre grupos de personas y la natural aspiración a tener más en un mundo de aspiraciones infinitas y recursos limitados.

Por lo tanto, no cabe preguntarse respecto de la existencia del conflicto, sino analizar nuestra preparación para cuando llegue. En la serie de televisión salieron victoriosos quienes se encontraban mejor preparados, mental y físicamente, para enfrentar esta situación, a través de la constante previsión, incluso a riesgo de ser tildados de alarmistas. Analizando las políticas de cancillerías y gastos de defensa implementadas por las grandes potencias, se observa que esos países llevan años acumulando provisiones, pertrechos y leña para el invierno. ¿Y Chile en qué ha estado?


Ve también

Brindar experiencias memorables: la nueva tarea de las empresas inteligentes

Sergio Morales, Gerente General de Adexus La experiencia del cliente es la meta final de …

Opiniones y Comentarios.